Rosario y Sporting sumaron un par de refuerzos esta semana para el torneo “Rubén Felipe Nieto”, ambos clubes incorporaron arqueros, aunque las circunstancias son diferentes.

El rojinegro confirmó la llegada de Tomás Barbero Silvestre, quien llega de Olimpo y tiene un pasado en las divisiones inferiores de Godoy Cruz de Mendoza. El puesto iba a ser cubierto por Ignacio Irusta, pero antes de la reanudación del torneo optó por incorporarse a La Armonía.

Con “Nacho” Torres como titular indiscutido y en gran nivel, Barbero Silvestre llega para ocupar un lugar en el plantel y competir por el puesto de segundo arquero con Valentino Torres, quien fue suplente en el empate de Sporting ante Tiro Federal en la primera fecha.

Rosario tiene un escenario más complejo. La lesión de Marcos Coronda que lo mantendrá al menos medio torneo afuera, obligó al tricolor a salir a buscar un arquero que compita por el puesto con Joaquín Miranda, campeón 2018 con el club, pero que venía siendo suplente de Coronda.

El elegido fue Hernán Herrera, quien en 2019 jugó en Sporting y registra pasos por Tristán Suárez, Racing de Carhué y Huracán de Ingeniero White, entre otros.