El Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) que conduce Marcelo Sottile, endurece su postura ante el gobierno de Mariano Uset. En las primeras horas del lunes el gremio anunció un paro por 72 horas que comenzará el martes a las 5 y concluirá el viernes a la misma hora.

La medida de fuerza se llevará a cabo sin concurrencia al puesto de trabajo y solo se mantendrán las guardias mínimas.

Entre los puntos que se reclaman el Sindicato señaló: 

- Violencia y persecución laboral

- Incumplimiento en el pago de bonificaciones, beneficios jubilatorios y horas extras adeudadas

- Ascensos automáticos

- Descuentos indebidos

- Ropa de trabajo y herramientas

- Pase a planta de personal contratado desde hace un año.

- Pase a contrato de monotributistas y horas cátedra

- Incorporación de compañeros despedidos

- Ingreso de los hijos de compañeros fallecidos