“(...)cuando por un conflicto de trabajo alguna de las partes decidiera la adopción de medidas legítimas de acción directa que involucren actividades que puedan ser consideradas servicios esenciales, deberá garantizar la prestación de servicios mínimos para evitar su interrupción.”, cita textual el acta rubricada por el Municipio, el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE).

En el documento se agrega: “siendo considerados servicios esenciales los servicios sanitarios y hospitalarios, la producción y distribución de agua potable, energía eléctrica y gas y el control del tráfico aéreo”.

Desde el Ministerio se insta a las partes “a redoblar los esfuerzos tendientes a arribar a un acuerdo y garantizar, de ese modo, la paz social en la comunidad, manteniendo el diálogo permanente antes de adoptar cualquier decisión”.

En este marco el organismo solicita a las partes “nos informen los avances de las negociaciones para luego de ser necesario proceder a fijar nueva fecha de audiencia”.

Tras la reunión que finalizó cerca de las 16 horas, el STM convocó a Asamblea en su sede de Paso al 700 el viernes por la mañana.