El Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) que conduce Marcelo Sottile, endurece su postura ante el gobierno de Mariano Uset.  Comenzó el paro por 72 horas y concluirá el viernes a las 5 de la mañana.

La medida de fuerza se llevará a cabo sin concurrencia al puesto de trabajo y solo se mantendrán las guardias mínimas. No habrá recolección de residuos domiciliario.

Entre los puntos que se reclaman el Sindicato señaló:

- Violencia y persecución laboral

- Incumplimiento en el pago de bonificaciones, beneficios jubilatorios y horas extras adeudadas

- Ascensos automáticos

- Descuentos indebidos

- Ropa de trabajo y herramientas

- Pase a planta de personal contratado desde hace un año.

- Pase a contrato de monotributistas y horas cátedra

- Incorporación de compañeros despedidos

- Ingreso de los hijos de compañeros fallecidos