Félix Dufourq y el ingeniero Luis Luiggi, plantearon a fines de siglo XIX la construcción prioritaria del edificio sanitario entre los primeros emplazamientos urbanos de la base.


En los orígenes del Puerto Militar y sus obras complementarias –Arsenal con sus diques y Baterías de Defensa– se necesitaba un hospital. Así lo entendían los fundadores de la actual Base Naval Puerto Belgrano, Félix Dufourq y el ingeniero Luis Luiggi, quienes plantearon a fines de siglo XIX la construcción prioritaria del edificio sanitario entre los primeros emplazamientos urbanos de la base.

La construcción se ubicó en la zona más alta del terreno, cercana a la fundacional Torre de Señales. Los planos iniciales contemplaban un sistema de pabellones destinados a atenciones especiales, dispuestos para optimizar su ventilación y asoleamiento. El complejo también contaba con un moderno sistema de cañerías que puso al edificio, durante la primera mitad del siglo XX, entre los más novedosos hospitales de la época.

Hospital Naval de Puerto Belgrano
(Foto: Gaceta Marinera)

El hospital tuvo hasta la fecha un gran número de modificaciones y agregados entre los que se destacan, por su importancia, los realizados a partir de 1927, concretados durante la presidencia del General Agustín P. Justo, mediante la gestión del Almirante Eleazar Videla. En 1936 agregó un espacio vital para el cuidado espiritual de los enfermos, con la construcción de la capilla de las Hermanas Franciscanas; y ya en la década de 1940 se sumaron dependencias, como el Pabellón de Señoras (Maternidad).

Con el transcurrir del tiempo hasta la actualidad, el Hospital Naval Puerto Belgrano sufrió gran número de modificaciones y agregados, entre los que se destacan el edificio que ocupan el Centro Quirúrgico, Laboratorio, Terapia Intensiva y el área de Consultorios Externos. Los Departamentos de Odontología, Oftalmología y Otorrinolaringología fueron trasladados al antiguo edificio de SADOS, hoy Pabellón VII.

En la actualidad se conserva el original pabellón de anexos que fue restaurado en su totalidad y ostenta en su frente la leyenda “1900. Hospital Naval. 2000”. Los pabellones clínicos fueron sustituidos a partir de 1940 por edificios nuevos, pero siempre respetando los planos propuestos por Luiggi. Las obras concretadas en la década del ‘60 son las que conforman el actual hospital naval, a las que se continúan haciendo refacciones y mejoras.

Fuente: Gaceta Marinera




Comentarios