Pasaron 24 horas de la publicación que se hizo viral en el país por la salud del pequeño puntaltense. La obra social no da novedades y Alejandro González de 5 años está dependiendo de los insumos donados por particulares.


Pasaron 24 horas de la publicación que se hizo viral en el país por la salud del pequeño. La obra social no da novedades y Alejandro González de 5 años está dependiendo de los insumos donados por particulares. Hace tres meses que  IOSFA no les entrega lo básico para la internación domiciliaria y sus papás temen por su vida. 

El niño fue operado 12 veces de la cabeza, como producto de un ACV antes de su nacimiento, estando en la panza de su mamá. Como consecuencia de su dificultad quedó con una parálisis cerebral. Es integrante de una familia de 5 y tienen un solo ingreso económico, porque gran parte del tiempo se dedican a cuidarlo.

Martín González, papá de Ale le manifestó a Vía, ” Ale tiene 5 años, tuvo un ACV en la panza de su mamá y tiene como consecuencia una parálisis cerebral. Tuvo terribles cirugías en su cerebro y en la actualidad tiene un botón gástrico, una traqueotomía que necesita filtros. No está recibiendo los insumos para tener su internación domiciliaria. Es decir necesita sondas de aspiración, guías de alimentación, todo lo que un niño utiliza para una internación de terapia intensiva”.

Alejandro de Punta Alta

Continuó, “IOSFA desde hace tres meses no nos envía nada. Estamos poniendo en riesgo la vida de nuestro hijo al reutilizar jeringas, guías de alimentación. No se puede rehabilitar porque desde octubre tampoco nos brinda el servicio, no hace más la reintegración”.

” Como afiliados hicimos notas dirigidas al jefe de la delegación de Puerto Belgrano y tampoco tuvimos respuesta. También cartas documentos y en enero iniciamos un recurso de amparo con una medida cautelar, a la cuál la obra social no responde hasta ahora. Fue con la ayuda legal de un abogado que lo hizo gratuitamente”.

Siguió, “nuestro hijo corre riesgo de vida, no contamos con los insumos necesarios ni tampoco contamos económicamente para sostenerlo. Hace dos meses fue operado de un catéter que tiene desde el cerebro hasta el corazón. No tenemos sensores para saber como está. No tenemos ni excusa de la Obra social, ni intención de ayudar a Alejandro. Los padres de otros niños con problemas de salud similares hoy tratan de colaborar con nosotros, con los elementos que tienen. Ya no sé a a quién recurrir y por eso le pedimos ayuda a ustedes (Vía)“, finalizó.




Comentarios