Este jueves declarará Claudio, un militar retirado y excombatiente de Malvinas, que este martes disparó contra dos presuntos ladrones en la cercanía de su hogar. El episodio tuvo lugar en Moreno.

Según narra los hechos, el veterano fue a la noche a la casa de su hijo, quien no se encontraba en buen estado de salud, por lo que decidió llevarlo a la guardia. Antes, debía pasar a buscar a su esposa para se quedara al cuidado de los nietos de ambos.

En el regreso a su hogar, percibió que una camioneta Renault Kangoo lo seguía. Cuando logró evadirlos, entró a su casa, buscó el arma y le advirtió a su pareja que “no salga”.

El veterano le disparó a los dos jóvenes con una 9 milímetros. (Foto: DPA).

Ya fuera de la vivienda, el hombre vio a dos personas arriba de la camioneta utilitaria color bordó, y disparó contra ellos. No hay pruebas hasta el momento que hablen de un enfrentamiento. Luego de los tiros, provenientes una Browning calibre 9 milímetros, los presuntos ladrones emprendieron la huida, hasta chocar con un portón. La referida Kangoo tenía pedido de secuestro.

A raíz de lo acontecido, murieron Priscila Sofía Trigo (28) y Nicolás Gabriel Villalba (21), ambos con varios antecedentes penales. Villalba tenía un impacto en la axila; mientras que la mujer en la mano derecha, la pierna izquierda y en el pecho.

Trigo tenía pedido de captura por el delito de “robo calificado por el uso de armas y robo agravado por tratarse de vehículo dejado en la vía pública”. El joven, por su lado, contaba con un prontuario de “robo agravado”, pero estaba libre desde hacía tres meses.

La investigación quedó en manos de la UFI N° 3 de Moreno, a cargo de la fiscal Luisa Pontecorvo, que dispuso la detención del militar retirado. La causa fue caratulada como “doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. El hecho podría estar enmarcado en un intento de robo y un exceso en la legítima defensa.

Se espera la verificación de las cámaras de seguridad de la zona, para conocer cómo se iniciaron los hechos, ya que hasta el momento la única que corrobora los dichos del jubilado es su esposa.