Varios familiares de personas que están inhumadas en el cementerio “La Piedad” de Posadas ubicado en Almirante Brown y Santa Catalina, presentaron quejas por las condiciones en las que se encuentran los nichos y panteones de sus seres queridos.

Con respecto a esto, la municipalidad reconoció la identidad de los responsables quienes serían menores de edad cercanos a la zona, por lo cual fueron a hablar con los padres de los jóvenes pero tampoco obtuvieron respuestas.

Según los trabajadores del predio, los menores trepan el muro del lugar e ingresan a dañar los nichos y panteones, según detallaron, serían más de 10 los lugares dañados.

Por otro lado, detallaron que los destrozos podrían tratarse también de robos a los objetos que los familiares dejan en los nichos y panteones para sus seres queridos que se encuentran ahí.