La Oficina de Prevención de Riesgos Ante Fenómenos Naturales informó que desde el domingo ingresará a la región una ola de calor con temperaturas que llegarían a los 40° de sensación térmica. Sumado a las sequías y las faltas de lluvias, habrá que estar alertas para evitar incendios.

Las altas temperaturas comenzarán el domingo 22 de noviembre y se mantendrán hasta el jueves 26 de noviembre. Se prevé que las mínimas se ubiquen entre 22° y 27°, y las máximas entre 35° y 40° en la ciudad de Posadas.

La Radiación UV se ubicará en valores extremos, entre 10 y 11 puntos, y la intensidad de la energía solar se prevé entre 1000 y 1200 Vatios/m2.; ambas mediciones previstas para horas del mediodía (11,15 a 13,30 hs).

Las jornadas más calurosas serán el 24 y 25 de noviembre. Hasta el miércoles 25, no se prevén precipitaciones y la humedad se mantendrá baja. A partir del 26 de noviembre se esperan lluvias en la provincia.