Ayer alrededor de las 22.15 un joven de 22 años despistó con su automóvil y chocó en plena plaza San Martín de la ciudad de Apóstoles, según el test de alcoholemia, manejaba borracho.

Luego de constatar que circulaba alcoholizado, fue detenido por la policía de Misiones por conducir con 2.06 de alcohol en sangre. Afortunadamente no se tuvo que lamentar víctimas.

Ante esta situación, el joven terminó siendo detenido y su vehículo Fiat Uno secuestrado. También se le labró un acta de infracción.