Empezó como una iniciativa de un grupo de productores en la ciudad Oberá hoy genera ingresos económicos para unas 3 mil familias en las más de 70 ferias existentes en la provincia. Solo en Posadas, funcionan en 12 barrios de la ciudad.


Las Ferias Francas cumplen 25 años de vida en Misiones y abren paso al consumo sustentable de los productos frescos que ofrece las chacras misioneras a sus pobladores, de modo que lo que empezó como una iniciativa de un grupo de productores en la ciudad Oberá hoy genera ingresos económicos para unas 3 mil familias en las más de 70 ferias existentes en la provincia.

Prototipo de envase para las ferias francas de Posadas.

La primera feria franca nació el 26 de agosto de 1995 en Oberá, Zona Centro de Misiones, de la mano de un grupo de familias de agricultores, que necesitaban generar una alternativa económica para sus familias que vivían en las chacras, debido a que por aquel entonces el sector agrario de la provincia atravesaba una profunda crisis.

Prototipos de estanterías nuevas en las que se exhiben los productos de las chacras y los envasados. (Agricultura Familiar)

En diálogos con Télam, la ministra de Agricultura Familiar, Marta Ferreira, hizo un recorrido histórico y precisó que “hablar de 25 años de Ferias Francas en nuestra provincia, es hablar en este contexto de producción de alimentos”.

“Las ferias nacieron el 26 de agosto de 1995 en Oberá en la plaza República Oriental del Uruguay, sobre la Avenida de las Américas. Es donde actualmente funciona la feria 1 como la llaman los productores”, indicó la ministra al tiempo que recordó que aquel entonces comenzaron con la feria apenas siete familias, de las cuales algunas todavía siguen, como en el caso de Lucía Petry, Eugenio Kasalaba y Marina Santander de Peñalba, contó.

En ese mismo sentido la Ministra detalló que la iniciativa de los productores de aquella época se dio “producto de una crisis del momento donde había que salir a buscar otras experiencias de sobrevivencia porque había una caída en el precio de los productos madres de la provincia como es la yerba, el té y en aquel momento el tun”.

“Es esa crisis profunda la que hizo que muchos sectores comenzarán a buscar qué otra salida había y así comenzó la experiencia en la que quiero destacar el rol de la mujer de la chacra, porque fueron ellas la que se pusieron al frente y se animaron, en ese momento, a poner la mesa y vender las verduras, el pan casero, la mermelada casera, el pickle y todo lo que producían”.

Se refirió luego al proceso de expansión posterior, con la réplica de la experiencia en otras ciudades, como en Posadas donde actualmente hay 12 ferias francas funcionando y reciben a unas 10 mil personas por semana que compran los productos frescos de los pequeños agricultores.

En este sentido la Ministra señaló que el desembarco en la ciudades permitió una mayor “visualización del agricultor y creó un vínculo de amistad con el colono, tanto que en el caso de Posadas cambio el horario del posadeño, que se fue dando cuenta que para tener productos frescos y variados tenían que ir temprano. Hoy en las ferias los clientes van a las 6 de la mañana”, indicó

En la provincia, las ferias francas están presentes hoy en más de 70 municipios y en el contexto de la pandemia algunas intendencias empezaron abrir otras por el incremento que hubo en las ventas. Además, de manera directa e indirectamente las ferias “generan ingresos para unas 3.000 familias misioneras que hoy pueden pagar la luz, mandar a sus hijos a las escuelas y poder ir creciendo despacito”, señaló la Ministra.




Comentarios