La ermita de la Virgen de Itatí, en el barrio del mismo nombre cercano a la Rotonda sobre la Avenida Uruguay fue atacada y como consecuencia fue destruida parte de la imagen de devoción mariana.

Lo que quedó intacto del ataque contra la imagen de la Virgen de Itatí en Posadas.

La advocación de la Virgen de Itatí es tradicional para los misioneros y en especial los posadeños que cada año realizan una tradicional peregrinación en bicicleta desde Posadas a Itatí.

El barrio donde se erige la Capilla de Itatí se encuentra en el sur de Posadas, donde se encuentra la Rotonda, el tradicional ingreso a la capital misionera desde el interior y desde la vecina Corrientes.

"Sin embargo, la dolorosa e indignante situación deja un pequeño milagro: el torso de la querida y cuidada virgencita (manos, rostro y corona) permaneció intacto", señaló el periodista Ariel Gauto al difundir la noticia.