La vigilancia sanitaria en el límite de la provincia con la vecina Corrientes se cumple con rigor y quienes no lleguen con un certificado deben someterse al hisopado y aguardar su resultado.


Unos 30 vehículos con decenas de viajeros que intentan ingresar a Misiones se encuentran varados en el Puesto Centinela, el punto de vigilancia de la frontera entre Misiones y Corrientes sobre la Ruta Nacional 14.

Quienes llegan sin un certificado de salud donde se indica que están libres de coronavirus, deben aguardar turno para el hisopado que realiza personal del Ministerio de Salud Pública de Misiones.

El costo del análisis de ese hisopado para detectar presencia o no de COVID-19 es de $ 5.000 y está a cargo de quienes no posean el certificado. ​El otro punto de ingreso a Misiones, autorizado al menos, es en El Arco sobre la Ruta Nacional N° 12. 

Esta medida fue dispuesta por ley de la Cámara de Representantes de la provincia, que ya fue promulgada por el gobernador Oscar Herrera Ahuad. Quienes ingresen a la provincia deberán cumplir un aislamiento de 14 días, aunque den negativo en el análisis.

La cola de vehículos es constante en el número de unos 30 vehículos en espera y así se mantuvo durante la fría de esta noche del martes, en que las temperaturas fueron menores a 3°C.




Comentarios