Luego de los graves abusos, uno de ellos una violación en manada de una chica de 15 años, los vecinos de Candelaria marcharon y piden medidas.


Familiares de víctimas de violaciones en Candelaria piden la creación de una Comisaría de la Mujer, pues las seccionales más cercanas para cuestiones de género quedan a más de 20 kilómetros de distancia, en Fátima o Posadas.

Candelaria exige una Comisaría de la Mujer, señaló la madre de una de las chicas violadas este año en la ciudad. (Misiones Online)

Este lunes, numerosos vecinos marcharon desde la Rotonda de la Ruta 12 hasta el centro de Candelaria, reclamando que la justicia aclare los dos últimos ataques sexuales ocurridos aquí.

En su mayoría mujeres, los manifestantes recordaron que las dos víctimas fueron adolescentes de 15 años. El primero, en la Playa “Sarandí” de Candelaria, en la mañana de Año Nuevo, cuando una menor fue encerrada en los baños y violada por al menos cinco individuos.

Por ese caso, ya hay cinco personas detenidas, mientras otra continúa prófuga. En el segundo caso, donde el agresor sexual sería un individuo de 67 años, el sospechoso también se fugó.

Alicia Fidel, madre de la adolescente de 15 años violada por un grupo de cuatro hombres el pasado 1 de enero en los baños públicos de playa “Sarandí”, expresó la necesidad de una Comisaría de la Mujer.

En declaraciones con Misiones OnLine, Alicia manifestó que la comisaría “podría atender los problemas de las mujeres en Candelaria” y recordó que en el caso de la violación de su hija el 1 de enero tuvo que viajar a Fátima (en el vecino municipio de Garupá) para que le tomaran la denuncia.

Fidel agregó que “muchas veces las víctimas o su familiares no tienen los medios o dinero para viajar a presentar la denuncia, hacer una ampliación de denuncia o recibir notificaciones lejos”.

En cuanto a su hija, la mujer manifestó que “sigue muy afectada por lo sucedido” y está bajo tratamiento psicológico. 

El otro caso es el de otra menor de 15 años que, según la denuncia policial, fue violada en reiteradas veces por el patrón de su hermana mayor en una casa de campo de Candelaria. Sus familiares también reclaman la creación de una Comisaría de la Mujer en Candelaria.




Comentarios