Sigue vigente en toda Misiones la prohibición de realizar quemas en bosques y cultivos de la provincia, donde se han detectado focos de incendio controlados pero en un marco de "peligrosidad extrema".

La lluvia de este lunes por la mañana no alcanzó. Fueron unos 8 milímetros que apenas devolvieron algo de humedad al suelo. En las zonas Centro y Sur misioneras está prohibido hacer fuego. Culturalmente se usa en los cultivos y plantaciones el sistema de rozado o quema como paso previo a la preparación del suelo para sembrar o plantar.

La primera zona más peligrosa, a lo que se agregó el sector de la zona Centro y Sur que sufrió heladas, es la de los pajonales, seguida por las de pinares.

Luis Chemes, al frente del Plan Manejo del Fuego, informó un daño importante provocado por el fuego en el Campo San Juan, donde no se puede medir el daño en la fauna. No se detectaron allí animales muertos a causa del fuego, dijo Chemes.

Campo San Juan es una reserva natural de pajonales y bosques bajos, sobre el Paraná y al norte de Posadas. Las quemas han sido prohibidas por "tiempo indeterminado" y el encendido de fogatas con cualquier finalidad.

Asimismo, ante el alerta de incendios "por las escasas precipitaciones de los últimos días y las condiciones climáticas generales", el gobernador Hugo Passalacqua instó a que se activen "todos los mecanismos del Estado para garantizar el resguardo de la población y el cuidado de la selva misionera".

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario comunicó esta mañana que ya está en marcha "el protocolo de alerta máxima por las posibilidades de incendios en la provincia".

"Estamos en estado de #AlertaMáximo. Cuidemos nuestra selva", insistió Passalacqua.

Fuente: Radio República