“No me preocupan que digan ‘por qué Alberto confronta’; voy a cerrar con el Fondo el día que sepa que eso no condiciona el futuro de la Argentina”. El presidente Alberto Fernández hizo varias menciones a las negociaciones que su gobierno mantiene con el Fondo Monetario Internacional en el discurso dado este miércoles por la tarde en la cancha de Morón.

Alberto Fernández encabezó el acto en memoria de Néstor Kirchner. (Foto: Frente de Todos)

Fernández fue el único orador en el acto donde se homenajeó a Néstor Kirchner al cumplirse once años de su muerte. “Todo esto lo digo porque tuve un maestro extraordinario como fue Néstor; a su lado negocié con los acreedores privados y con el FMI; y aprendí que nada hay más importante que sacar a los argentinos de la pobreza. Pensamos un país para todos, no para pocos. Néstor diría ‘¡minga sobran argentinos!’”, afirmó Alberto Fernández.

El Presidente viajará este jueves a la noche a Roma, donde se entrevistará el fin de semana con la titular del FMI, Kristalina Georgieva. El ministro de Economía, Martín Guzmán ya viajó para ser parte de las negociaciones por la deuda de 44 mil millones de dólares contraída por el gobierno de Mauricio Macri. Por eso no sorprendió que el tema “deuda” haya sido el eje de su discurso ante los más de 30 mil manifestantes reunidos en un estadio del oeste del conurbano bonaerense.

“Días atrás en un plenario en Avellaneda, se me acercó un hombre y me dijo: ‘Presidente, le pido que no nos arrodillemos con el Fondo’. Si todavía no cerramos un acuerdo es porque no nos vamos a arrodillar y vamos a negociar hasta que nuestro pueblo no vea en riesgo su futuro por pagar una deuda”, dijo Fernández.

El nuevo aniversario de la muerte de Néstor Kirchner coincidió con los dos años del triunfo electoral por ocho puntos del Frente de Todos. El acto fue organizado por La Cámpora y por el Movimiento Evita (aliado de Alberto Fernández) y fueron convocados todos los sectores que integran la coalición oficialista, como reflejo de unidad de cara a las elecciones del 14N.

Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Alberto Fernández y Sergio Massa. (Foto: Frente de Todos)

La unidad también se vio en la subida al escenario de las referencias excluyentes que tiene el Frente de Todos. Máximo Kirchner, Sergio Massa, Axel Kicillof, en ese orden, fueron presentados junto al presidente Alberto Fernández, y los cuatro subieron juntos al escenario. Allí esperaba un centenar de dirigentes, como expresión del amplio arco de alianzas que convive en el FdT: el jefe de Gabinete Juan Manzur y varios ministros nacionales, algunos gobernadores peronistas que horas antes firmaron con el Presidente un convenio para acompañar el congelamiento de precios; sindicalistas como Hugo Moyano, Sergio Palazzo y Hugo Yasky; el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel y Estela de Carlotto, los dirigentes sociales Emilio Pérsico y Juan Grabois, entre otros.

Primero se crece, después se paga”, fue la consigna madre que se leyó en las gigantografías que acompañaron el rostro de Néstor Kirchner, ubicadas como telón de fondo del acto.

“No estamos en el negocio de la política, sino en la transformación de la Patria”, se escuchó decir a Néstor Kirchner en un video que dio inicio al acto. Ese mismo video fue difundido horas antes por Cristina Fernández de Kirchner en las redes sociales, quien, como se esperaba, no asistió al acto. Después siguió la Marcha Peronista en su clásica versión de Hugo del Carril. Los manifestantes agregaron una estrofa que alude a “Néstor y Cristina”.

Alberto Fernández encabezó el acto en memoria de Néstor Kirchner. (Foto: Frente de Todos)

“Hoy se cumple un año más que Néstor nos dejó físicamente. Para nosotros es una guía, la luz que todos seguimos; tuvimos la suerte de ver lo que significó para la historia argentina”, dijo Fernández en tono evocativo.

El Presidente recordó que aquel 2003 en el que asumió Kirchner, “se parece mucho al 10 de diciembre de 2019″. Dijo que en ese entonces se “había sufrido la pandemia del gobierno de la Alianza y había que poner de pie a ese país”. Mencionó que “Cristina decía, medio en broma y medio en serio, que teníamos menos votos que desocupados”,

“Tenemos la experiencia que pudimos acumular con Néstor para hacer frente a los problemas que tenemos”, dijo Fernández. “Dicen que me peleo, dicen que me enojo. ¿Cómo se piensan que son las discusiones con los acreedores? A veces me gustaría que los diarios argentinos en vez de pedirme a mí que apure un arreglo de cualquier modo le digan al Fondo que se haga responsable; me exigen un acuerdo rápido, a cualquier precio, pero no vamos a hacer una acuerdo que nos postergue más”, insistió el Presidente en otro párrafo alusivo a las negociaciones con el FMI.

Fernández criticó a la gestión presidencial de Macri por las deudas contraídas con acreedores privados y con el FMI, en dijo haber recibido el país en “una situación de default”.

“Un gobierno que celebró haber tomado una deuda por 100 años que se pagan en 16 y el resto son intereses. A eso no lo cuentan. Nos pusimos fuerte frente a esos acreedores. Primero esperen, porque antes hay millones de argentinos. Esos acuerdos exigen mucha discusión, debate y pelea. No me preocupan que digan por qué confronta, voy a cerrar con el Fondo el día que sepa que eso no condiciona el futuro de la Argentina”, reafirmó.

Alberto Fernández también aludió a las internas que suelen cruzar a la alianza gobernante. “En el Frente de todos no todos pensamos igual. ¡Vivan los debates, vivan la movilizaciones! Nadie es dueño de la verdad, nos enseñó Nestor; una y mil veces se lo escuché”, dijo.

En el discurso, además, aludió a la salud y la educación pública y a la necesidad de que el Estado intervenga. Dijo que detrás de la inflación está “la especulación de un grupo de pícaros que quieren sacar ganancias”.

“No es justo que los precios de alimentos básicos crezcan cuando los ingresos no crecen del mismo modo. Nosotros no dudamos. Entre los que especulan y los argentinos que tienen hambre, nos quedamos con los argentinos que tienen hambre”, definió. El congelamiento de precios dispuesto por el Gobierno se ha convertido en uno de los pilares de la actual campaña electoral.

Para el final dejó una arenga: “les pido que en noviembre vayamos con toda la fuerza. No le podemos fallar a Néstor. La Argentina que Néstor se propuso todavía está pendiente. Tengo la tristeza de no tenerlo a Néstor, pero tengo la certeza de que mi destino es terminar la tarea que empezó Néstor y siguió Cristina. La tarea que tenemos los tres es hacer una Argentina justa, libre y soberana”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.