En la mañana de este miércoles, Daniel Quacquarini, presidente de la Comuna de Pujato, dialogó con Vía Pérez sobre los proyectos locales y el modo de llevar adelante la gestión a través de un partido vecinal que trabaja a favor de un pueblo que crece sin descanso y sin cansancio. Pasión, buena gestión y voluntad política.

Acá lo que se hace es gestión. Proyectos locales”, dijo Quacquarini, quien le pone garra y pasión al trabajo que realiza. Si uno pasa por Pujato se enamora de ese pueblo pintoresco fundado en 1879 por Julián de Bustinza con el nombre de Colonia Clodomira. Recién hacia 1970, la localidad se llamó definitivamente “Pujato”, en reconocimiento al gobernador Cándido Pujato, quien realizó las gestiones necesarias para inaugurar el ramal ferroviario entre Casilda y Rosario.

El pueblo, que festejó este año sus 142º aniversario, es Capital Provincial del Transporte Automotor de cargas, desde que así lo dispusiera en 1972 el Gobierno de la Provincia de Santa Fe. Tanto la explotación agrícola como el transporte en dicha localidad, siguen siendo fundamentales para el desarrollo del país.

Homenaje a los transportistas de Pujato y un festejo local digno de imitar

Una de las actividades más pujantes de la región es la Fiesta del Transporte, que, a pesar de la pandemia, este año se realizó de un modo más reservado e íntimo, pero con todas sus galas. Daniel Quacquarini, tiene sobre sus hombros, un pueblo con trayectoria y no está dispuesto a dejarlo a la deriva.

Gestionar, administrar y proyectar

En la tarea diaria de Quacquarini hay estudio, proyección y la buena administración de lo que no es suyo. Le pidió a su contadora que calcule cuantos empleados tenía cuando asumió en agosto del 2015, que compare cuantos hubo tanto en enero y mayo del 2016. En octubre de 2021 se vieron los resultados. “Esto es lo satisfactorio. Yo arranqué con casi 60 empleados y después de cinco años de gestión, tengo 53”, afirmó el mandatario, que además aclaró que pudieron reubicar a los empleados salientes y hoy tienen un trabajo particular.

Asumió a fines del 2015 pero no fue fácil al comienzo, ya que tal como lo contó Quacquarini, al asumir lo hizo con solo 16 mil pesos en la cuenta. “El 24 de diciembre de 2015 yo tenía un paro con bombas porque no tenía para pagar”. Los recolectores de basura no realizarían su trabajo, pero el presidente y sus colaboradores sí.

“Quien te habla y en bermudas, integrantes de la lista, nuestras mujeres, tanto de la lista como esposas, fuimos a juntar la basura y las mujeres a barrer las calles”, aseguró a Vía Pérez. Un presidente comunal que se remanga, estudia las cosas y vela por su pueblo.

“Nosotros lo hicimos porque teníamos que darle nuestra respuesta a la gente, y fuimos en nuestros autos, tractores y camiones particulares a juntar la basura. El 25 era Navidad, pasábamos por las calles y nos esperaban con una gaseosa. Se terminó la protesta”, enfatizó.

Información pública a la vista de todos y buena administración comunal

Todos los meses publicamos el balance en la ventana de la Comuna mirando a la calle. Vos pasás y tomás nota de lo que quieras. Es información pública. Después si querés desmenuzar la cuenta, podés ir y preguntar en lo que a vos te interese y que no figura en el recuento general. Mes por mes podrán ir evaluando cómo mejora la comuna”, afirmó.

Pujato no es la comuna que incorpora diez personas por año para los cargos de amigos”, señala . Hay una cuestión: a uno le tienen que cerrar los números. “Yo no estoy acá más que para administrar, porque voy a estar un tiempo y me voy a ir, pero si a vos te gusta que el pueblo esté lindo y ordenado, necesitás una buena administración comunal”

“Son muchas las cosas que la administración comunal tiene que mirar”

Las obras tienen que ser una salida favorable para el desarrollo conjunto de la localidad. Por ejemplo, ampliar y diversificar caminos para separar el tránsito pesado del liviano. “Las veredas se están haciendo gratuitas a todo el pueblo, lógicamente con una demanda importante que lleva mucho tiempo”, señaló.

Proyectar a largo plazo no es fácil. Desde la Comuna pavimentarán este año otras ocho cuadras. “No de asfalto, de hormigón H30 o también H35, de 15 cm de profundidad”, dice Quacquarini, a la vez que da por sentado que lógicamente se realiza con estabilizado, mortero abajo, con pasadores, etc.

Pujato: un pueblo que crece por una gestión llena de pasión y buena voluntad política (Comuna de Pujato)

Quaquarini tomó una gestión donde quizá había una luz cada 100 metros y apasionado explica que “a más tardar en quince días todo el norte de nuestro pueblo va a tener tres luces por cuadra”. La iluminación también es gratis, cosa que no sucedía en gestiones anteriores, que se cobraba como contribución de mejora.

Pujato: un pueblo que crece por una gestión llena de pasión y buena voluntad política (Comuna de Pujato)

Otras obras públicas importantes

Las cloacas fue un tema importante. Este año se inauguró la primer etapa, que no estaba terminada. “Tuvimos que hacer todo un trabajo de recuperación y recién el 22 de junio del 2021 las habilitamos para los primeros vecinos. Ahora estamos trabajando para el resto del pueblo y ya tenemos el proyecto aprobado”, dijo el presidente comunal, quien aseguró que en junio del 2022 comenzarán las obras por sectores: cada 100 metros se irá habilitando el servicio. “Estamos hablando de una suma importante para el 100% de la localidad, a finalizar en cuatro años”.

“Lo dice y lo hace”

Daniel Quaquarini trabajó muchos años en la Cámara de Diputados de la Provincia y 15 años en la Municipalidad de Bermúdez, en secretaría de gobierno. Actualmente es la cabeza visible de un pueblo. “Te gustaría que las cosas salgan bien desde el primer momento. Estás muchas horas en la comuna, fuera de casa, dejando a tu familia de lado. Uno no tiene horario en estas cosas. También así, al ser exigente, uno puede lograr resultados”.

Durante mucho tiempo no fue candidato y no participó de lista alguna porque su mujer le puso una única condición: si se casaba con ella no podía seguir en política. Sin embargo, en el 2015 lo animó a presentarse. “Yo creo que fue la mejor noticia, a mí me gustaba la política”, dijo feliz recordando esos tiempos.

Repavimentación de la Ruta 33 entre Pujato y Zavalla gracias a la gestión Quacquarini (Facebook Daniel Quacquarini)

“Soy insistente, exigente conmigo y con el resto. A veces me enojo conmigo mismo, me descargo con mi secretaria y con mi mujer lamentablemente. Creo que no tienen el mismo ritmo que yo, no hay un mismo ritmo, no hay una misma pasión. Siempre le digo al grupo nuestro: esto no es una cuestión de horarios, es una cuestión de gestión, y en la gestión no hay horarios”.

Su familia es pieza clave. “Incluso creo que se han adaptado a mi ritmo y no yo al de ellos”. Quaquarini muestra agradecimiento hacia su círculo íntimo: “que no te exijan, que no te limiten y que tengas la libertad de poder trabajar tranquilo en lo que a uno le gusta”. Pasión, buena gestión, voluntad política y una gran familia que siempre sostiene, son los pilares para que un pueblo brille.