Durante el acto de apertura de las Sesiones Ordinarias del HCD de Paraná, el intendente Adán Bahl se refirió a la movilidad urbana y el ordenamiento vehicular en la ciudad, dos problemas centrales de la localidad que se intentan resolver.

El intendente señaló que “Necesitamos agilizar el flujo vehicular en la ciudad y para eso es fundamental trabajar en el ensanche y mejoramiento de las grandes Avenidas y calles principales. Las obras en Avenida Rondeau y Bulevard Racedo responden a este lineamiento”.

Los proyectos, agregó, plantean el mejoramiento integral de la zona, a partir de la construcción de veredas, la dotación de un nuevo sistema de iluminación, la señalización vial y la forestación apropiada del área como medida estética y de acción climática. En ese sentido, afirmó: “Entendemos que las obras alteran de manera transitoria la vida cotidiana de los frentistas y que suponen cambios que pueden generar resistencias, pero todo se hace sobre la base de estudios serios, y la apertura al diálogo con los vecinos es permanente. Nuestro deber, como representantes de la gestión local, es bregar por el interés general y tomar las mejores decisiones para el desarrollo de la ciudad, ese es nuestro norte”.

También recordó que fueron presentados los proyectos para el ensanche y repavimentación de Avenidas Zanni y Larralde y que está en desarrollo un sistema de ciclovía.

Respecto al ordenamiento vehicular, el intendente sostuvo que el parque automotor de Paraná creció mucho durante este último tiempo, y que ello junto a la falta de adecuación de la infraestructura vial, “genera un aglomeramiento vehicular, sobre todo en las zonas céntricas, que necesitamos ordenar”.

Con ese objetivo, anunció que ya está en etapa de adjudicación, la implementación de un sistema de estacionamiento medido que va a aportar “previsibilidad y orden al espacio público”, explicó y agregó que “Circular en Paraná tiene que ser fácil, previsible y seguro”.

Con ese objetivo, destacó los trabajos de señalización de la vía pública y el restablecimiento y reorganización del Centro Emisor de las Licencias de Conducir “para darle un nuevo impulso y duplicar a la brevedad su capacidad operativa”.

Transporte público urbano

En este punto, Bahl remarcó que “el transporte público urbano en Paraná necesita una revisión integral”. Tenemos que sumarle alternativas que nos permitan movernos por la ciudad de modo ágil, seguro y fluido”, afirmó luego. Por eso, “trabajamos en el Programa Bicivía que consiste en la construcción de bicisendas y ciclovías e incorpora la figura de la bicicleta pública. También se prevé la construcción de estacionamientos seguros en distintos puntos de la ciudad, para las bicicletas particulares”, agregó.

El intendente enfatizó en la necesidad de rediseñar el Transporte Urbano de Pasajeros de la ciudad, para lo cual se está trabajando con universidades y especialistas: “Necesitamos generar propuestas viables que mejoren y ordenen efectivamente el servicio. En lo inmediato, proyectamos poner en marcha la aplicación Cuándo SUBO, con el objetivo de brindar información precisa a los usuarios sobre los horarios y recorridos y para obtener un control interno de los movimientos de los colectivos”, anunció.