Gonzalo Calleja fue encontrado sin vida minutos después de las 16 en un descampado de la zona de calle Montiel y Báez. El contador de 29 años había desaparecido en la tarde de ayer por lo que se había iniciado un importante despliegue de búsqueda que incluyó perros rastreadores, drone y helicóptero.

La familia del joven llegó al lugar del hallazgo y pudieron reconocer el cuerpo; se vivieron escenas de profundo dolor tras el triste desenlace.

El automóvil en el que se trasladaba Calleja había sido encontrado horas después de su desaparición detrás de la Escuela Hogar, estacionado “de una forma muy extraña” y sin signos de violencia. La policía encontró 9 mil dólares en la guantera tras la requisa; se supo luego que el joven se dedicaba a la venta de la moneda extranjera además de ser socio en una empresa constructora.