Luego de un juicio abreviado, condenaron al médico paranaense Matías Oubel a dos años y seis meses de prisión en suspenso. Fue tras comprobarse que no había actuado con la debida celeridad, ante la urgencia de atención que necesitaba la víctima. Vanina Pared había tenido un accidente vial en la ruta 131.

La audiencia del juicio se realizó el 6 se septiembre. El caso concluyó que se trató de un caso de extrema negligencia médica. Los dos peritos médicos legales apuntaron distintas omisiones y la falta de una correcta atención médica.

La víctima había llegado al Hospital San José con varias heridas, pero sobre todo con una en la arteria femoral derecha. Se confirmó que las dilaciones varias, injustificadas, hicieron que la joven fallezca desangrada, antes de poder ser derivada al Hospital San Martín.

Por la misma causa, había sido condenado Franco Zapata, a dos años de prisión condicional, por haber causado las lesiones graves de Vanina Pared, al conducir el automóvil en el que se desplazaban. La víctima era oriunda de Diamante, tenía 27 años, y se desempeñaba como enfermera en el Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná.