La aglomeración de personas que se dio el fin de semana en las islas ubicadas frente a la capital entrerriana genera preocupación en las autoridades debido a los brotes de contagios de covid que están ocurriendo. En tal sentido, el intendente Adán Bahl indicó que “Ese lugar no está habilitado por la municipalidad y excede la cantidad de personas que permite el DNU, directamente se está transgrediendo una disposición nacional, será un delito y lo determinarán los fiscales o jueces”.

No obstante, el presidente municipal explicó que “una vez que la lancha está en el agua no podemos hacer mucho desde el municipio, si se puede lograr acciones si trabajamos en conjunto. Además, nos contactamos con los clubes, y vamos a intensificar los controles para que esto no ocurra”. “Desde el municipio ponemos el 110 por ciento para controlar las playas que están dentro de tierra firme, todo lo que ocurre en islas es más complicado, pero lo podemos hacer si trabajamos en conjunto, con Prefectura, Policía y si todos somos conscientes de lo que estamos haciendo”, agregó Bahl en declaraciones a ElOnceTv.

El intendente fue tajante al afirmar que “no se puede hacer una fiesta de 1500 personas sin cuidar el protocolo. Estamos en un momento de turbulencia, la pandemia no terminó y para disfrutar de la ciudad, hay que actuar con responsabilidad. Necesitamos la colaboración de todos, apelamos a la responsabilidad de los jóvenes y adultos para poder cuidarnos”.

En relación a posibles restricciones frente al escenario que se presenta, Bahl señaló: “siempre debemos estar atentos y no descartamos nada, somos muy severos con los protocolos, y trabajamos con todos los sectores con mucho diálogo, Debemos ver como evoluciona esta situación”.