Si bien en Paraná rige una ordenanza que prohíbe la tracción a sangre, por las calles entrerrianas de ven varios carros circulando, es por eso que representantes de la agrupación "No más T.A.S. Paraná" pidieron al Gobierno que controlen más la situación.

La ordenanza en la que se basaron es la n° 9.537 y el planteo se lo realizaron a la viceintendenta del Consejo Deliberante, Josefina Etienot, según detalla Elonce. La prohibición es clara ya que no se permite "en todo el ejido de la Ciudad de Paraná la circulación de cualquier medio de transporte cuya tracción verse sobre la fuerza de un animal, sea para el transporte de cargas y/o personas".

Ante este planteo, Etienot se comprometió a concederles el espacio "Voz y Opinión Ciudadana" para que expongan esta problemática y las soluciones que proponen ante la Legislatura de Paraná.

Al mismo tiempo, ofreció el Salón "Mariano Moreno" para que la agrupación lleve adelante futuras reuniones junto a los profesionales que se ocupan de la salud animal.

Los representantes de la agrupasión que estuvieron presentes fueron Victoria Famea, Lucrecia Famea, Camilo Hermosid, Jael Piedra, Mariela Padro, Gabriel Viva y Pablo Martínez.