La Justicia sigue los pasos de una banda que cobraba por fuera del sistema para realizar diferentes trámites municipales.


En el mes de julio la Justicia de Paraná investiga a una banda que se dedica a realizar tramites de la Municipalidad de forma ilegal y cobrando comiciones a los vecinos. Este miércoles se realizaron allanamientos en Colonia Avellaneda y se detuvo a uno de los “gestores”. 

Uno de los trámites que realizaban eran carnet de conducir y para ello cobraban $2.000. Meses atrás, gracias a un operativo que se llevó adelante en una oficina que se ubica frente a la terminal de ómnibus de Paraná, se secuestraron elementos que ayudaron a dar con las personas que solicitaron estos “servicios”, según detalla UNO.

Esta mañana personal de la División Delitos Económicos se trasladó hasta Colonia Avellaneda por orden del fiscal Franco Bongiovanni y allanaron la casa de un verdulero y titular de un taller mecánico. 

Se trata de un hombre de 52 años que vive en Ramirez al 900. La Justicia llegó hasta el gracias a las declaraciones de las personas que pagaron para obtener el carnet falsificado; estos lo señalaban como uno de los gestores y ejecutores de la banda.

El acusado quedó vinculado a la causa por el delito de falsificación de instrumento público, y se secuestraron una notebook, una impresora, tres celulares, dos cámaras fotográficas y una tarjeta de memoria. 

Además, las autoridades siguen investigando para dar con las personas que dentro de la Dirección de Tránsito y Transporte facilitaban los trámites para otorgar los carnets adulterados.






Comentarios