Los hermanos Alejandro y Esteban Blanco, ambos agentes de la Policía de Entre Ríos, salvaron la vida de un hombre que se estaba ahogando en la zona conocida como la cruz de los milagros, en Santa Elena.

El hecho ocurrió el pasado sábado a la vera del Río Paraná; los hermanos policías se encontraban pasando un día en familia cuando adviertieron que, desde el agua, un hombre pedía auxilio. "De manera instintiva los hermanos agentes de la policía procedieron al rescate del masculino salvando la vida del mismo", señaló Ciudad de Santa Elena.

El gesto, considerado heroíco, fue celebrado por toda la comunidad y las muestras de agradecimiento se multiplicaron en las redes sociales. "Preservar la vida del prójimo poniendo en riesgo la suya misma es para todos nosotros de un valor inconmersurable, pero para un policía es lo cotidiano, es instintivo, es su labor diaria en el conjunto social", expresaron en Facebook.

Los hermanos Blanco son agentes de la policía de Entre Ríos