La Unión Tranviarios Automotor (UTA), inició esta mañana en los galpones de las empresas concesionarias del transporte público de Paraná, Mariano Moreno y ERSA, revisiones técnicas en todas las unidades que circulan por las calles.

Según informó Elonce, el procedimiento afectó a las frecuencias de la mañana y anticipan que la misma situación se repetirá toda la semana. Desde la UTA indicaron que la medida responde a la falta de respuestas por parte de las empresas, a los reclamos para realizar el mantenimiento regular de los colectivos. "Mientras los coches no están en condiciones, no van a salir a la calle", señalaron delegados de la sede entrerriana del Sindicato.

Al haber unidades afectadas a estos controles, son menos los coches que circulan en la vía pública es por eso que las frecuencias se ven reducidas. Javier Burgos, delegado de UTA por la empresa Mariano Moreno, sostuvo que "nosotros corremos peligro porque transportamos vidas y si no tenemos frenos, podemos tener un accidente. Por eso tomamos esta medida para que le hagan las cosas a los coches".

Controles UTA Paraná

"Por eso hoy salieron menos coches, porque a los que no estaban en condiciones no lo dejábamos salir. Hay coches parados que están para ser revisados y así vamos a continuar durante todos estos días en las dos empresas", sostuvo Burgos.

Principales problemas
Se pudo saber que los principales problemas detectados en las unidades están relacionados al funcionamiento de las luces, la dirección, los pisos de los coches, parabrisas rotos y frenos.