En la ciudad de Oberá, particularmente en el barrio San Miguel se encuentra la huerta comunitaria de la que Ester Schultz es la encargada. Llevada adelante por vecinos, trabajan un total de 8 personas y fue la encargada quien comentó sobre el trabajo que se realiza.

“Estoy muy contenta por la producción que tenemos”, indicó Schultz y subrayó que “estoy agradecida al Municipio y también al INTA por la ayuda que nos están dando”, por lo que anheló que “esto siga y que se pueda producir mejor”.

En dicha huerta se produce repollo, cebollita, perejil, acelga, rúcula y lechuga. “Lo que se produce se vende en los barrios”, comentó.

Acompañando a Schultz se encontraba Nicolás Korol, quien se desempeña como encargado del Área Agropecuaria de la Municipalidad, quien comentó que “se está atendiendo a las huertas que proporcionan producciones a los comedores y merenderos, sean o no de organizaciones sociales”.

Las huertas comunitarias, actividades bastante presentes en la ciudad de Oberá.

Destacó que mediante la cooperación con el INTA “buscamos ver cuáles son los puntos fuertes, las flaquezas y qué demandas tienen”. El funcionario expresó que se acercaron herramientas para mejorar el trabajo, como ser palas, mediasombra, mangueras y carretillas.

Además, manifestó que “hay un proyecto para proteger una vertiente de agua existente en el barrio San Miguel, y que favorecería al suministro de agua de calidad para el riego de las hortalizas y luego, si se puede, apoyar a la red de agua desde la vertiente sería muy útil”, concluyó.

Las huertas comunitarias, actividades bastante presentes en la ciudad de Oberá.

Fuente: Norte Misionero