El procedimiento se realizó ayer por la tarde en el barrio Illia de la localidad de Aristóbulo del Valle, donde efectivos de la Unidad Regional XI, incautaron marihuana de un joven al cual Kira, la perra antinarcóticos había señalado previamente.

Kira junto con el personal de la división Canes recorrían preventivamente dicho vecindario cuando en un determinado momento, en una plazoleta, el animal se acercó a un joven a quien lo olfateó y alertó a su guía de una posible tenencia de sustancia ilícita.

Tras la alerta, solicitaron apoyo del Comando Regional de Aristóbulo del Valle, y pidieron al joven que exhibiera sus pertenencias en donde encontraron una cartuchera en la que había ocho envoltorios con marihuana, un teléfono celular y dinero en efectivo.

Por ello, se presentaron en el lugar integrantes de la división Drogas Peligrosas que corroboró la sustancia mediante las correspondientes tareas de rigor.

Tras consultas con el Juzgado Federal de Oberá, se secuestró la droga, el dinero y el teléfono móvil, en tanto que el sospechoso fue notificado de la causa.