El presidente del tribunal señaló que por la pandemia se tuvieron que reprogramar los debates.


El presidente del Tribunal Penal de Oberá, Francisco Aguirre explicó que la pandemia del Covid 19, cambió todos los esquemas previstos, la justicia no escapa a ello: tal es así que en Oberá los juicios orales recién se piensan para el mes de agosto.

“Esto de la pandemia vino a reprogramar todos los debates orales, llevamos adelante las tareas tal como lo establece el protocolo establecido por el STJ, los 3 jueces trabajamos, pero mayormente desde nuestras casas”, señaló en declaraciones publicadas por Meridiano 55.

Dijo que el espacio físico del Tribunal Penal no está programado para debates orales, en cuanto a lo que se establece como protocolo en pandemia. “El único espacio físico que podría acercarse a eso, es el del SUM de la UR 2 de Policía, que ya utilizamos en otras ocasiones. De manera tentativa entonces, fijamos juicios para agosto, ya que nos resulta imposible hacerlo ahora”, precisó Aguirre.

Sin embargo destacó que “llevamos adelante sí los juicios abreviados siempre que las partes acepten, así como tratamiento de libertades condicionales previstos por la ley, excarcelaciones y lo que hace al movimiento tribunalicio en sí, no así los juicios orales, que además tropiezan con la falta de transporte público, ya que nuestra jurisdicción abarca desde la localidad de Mártires hasta Pozo Azul y si debemos traer testigos de esas zonas, se complica, pues no hay transporte público de pasajeros entre localidades”, afirmó.




Comentarios