Gendarmería Nacional secuestró 6.500 paquetes de cigarrillos ilegales que se encontraban ocultos entre rollos de madera en la localidad de Santo Pió. Este procedimiento tuvo lugar en un control vehicular desarrollado en la Ruta Nacional N° 12, en el acceso a la localidad.

Los efectivos del Escuadrón 11 “San Ignacio”, detuvieron la marcha del transporte de carga a los fines de llevar a cabo el registro correspondiente. En ello, detectaron que, entre rollos de madera de pino, se ocultaban 13 cajas con 6.500 paquetes de cigarrillos sin contar con el aval legal en infracción a la Ley 22.415 “Código Aduanero”.

El Juzgado Federal de Oberá orientó la incautación de la mercadería como así también del rodado.