La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) habilitó un nuevo espacio en Oberá, ubicado en avenida Las Américas 1387 y rápidamente aparecieron reclamos de beneficiarios, que diariamente realizan filas para trámites, soportando altas temperaturas bajo los rayos del sol, ante la ausencia de bancos y refugios. Ante esa situación, la Defensora del Pueblo de Oberá, Patricia Nittman, se reunión con el responsable a cargo de Anses en la región, Miguel Rendón, para elevarle el reclamo de los beneficiarios.

Tras la charla que se llevó a cabo el lunes último, Nittman se mostró satisfecha porque encontró un interlocutor que se mostró dispuesto a resolver el problema, aunque sin precisiones de cuándo se concretaría.

"Las necesidades son de bancos para que las personas puedan esperar de manera cómoda hasta el momento de ser atendidos y otros de los pedidos es un refugio techado para no tener que hacer fila en pleno sol. Además, en época invernal, las personas se acercan a la madrugada y soportan también temperaturas muy bajas", explicó la Defensora.

Por su parte, el funcionario de Anses reconoció las necesidades y anticipó que estará elevando el pedido a Nación para que se atienda sobre todo a los adultos mayores y personas con capacidades diferentes.