Los cosecheros de yerba se encuentran realizando tareas municipales durante el período interzafra. Solicitan un aumento, pero nuevamente les reiteraron que los montos son fijos.


La Defensoría del Pueblo articuló un encuentro entre los tareferos que solicitan un aumento en los planes por sobre los 5.900 pesos y autoridades municipales.

El director de Finanzas, Javier Carísimo, indicó que “no comprenden cómo viene el proyecto y cómo son los desembolsos”.

Los cosecheros decidieron retirarse de la mesa de diálogo al no recibir respuestas alentadoras. Carísimo aseguró, en ese sentido, que los montos son fijos y no admiten modificaciones.

Así funciona y no está previsto un incremento. Son proyectos paliativos: se termina el contrato y se termina el trabajo”, precisó.

Añadió el funcionario que los tareferos no tienen un vínculo laboral con el municipio y sostuvo además que la actitud de retirarse en plena reunión es un “destrato”.

Son aproximadamente 85 los trabajadores, nucleados en alrededor de 7 organizaciones, los que desde hace semanas llevan adelante manifestaciones en pedido de aumentos.




Comentarios