Unos 3.000 vecinos fueron sorprendidos y afectados por un temporal en el norte de Neuquén. La tormenta se produjo el lunes por la tarde y varios vecinos de Barrancas se quedaron sin agua y gas ya que el fenómeno meteorológico rompió el caño troncal de servicio y causó daños en medidores. Las autoridades estiman que este martes al mediodía el servicio estará reestablecido.

El fin de semana se registraron lluvias en la localidad neuquina que limita con la provincia de Mendoza y los vecinos se sorprendieron gratamente: “Fue tomado como un milagro, porque en esta zona no llueve mucho y eso nos permite mitigar un poco los calores y tener alimento para los animales”, detalló el intendente Rubén Figueroa en diálogo con LMNeuquén. Pero la intensidad de la tormenta a las 18 horas encendió las alarmas, la misma duró unas dos horas.

Calles anegadas por la fuerza del temporal.LMNeuquén

La intensidad generó la rotura de cuatro o cinco calles y eso provocó que tengamos que cortar el caño de agua y dejemos al 100 por ciento de la población sin agua potable. Además rompió varios medidores de gas y debimos cortar el servicio para dar mayor seguridad”, detalló el funcionario y agregó que hasta ahora varias casa permanecen sin servicios. Además, por la gran cantidad de agua, “varios hogares tienen 400 centímetros de agua” dentro, lo que genera daños materiales.

Calles anegadas por la fuerza del temporal.LMNeuquén | Twitter

Figueroa recordó que dos años atrás sucedió algo similar pero “no tan fuerte”. Debido a las destrucciones ocasionadas, el Municipio trabaja en conjunto con Provincia para dar una solución. “Se tiene previsto que los servicios volverán al mediodía, lo que genera que los ciudadanos estén más de 14 horas sin estos servicios elementales”, detalló.

Calles anegadas por la fuerza del temporal.@DiarioNeuquino | Twitter
Calles anegadas por la fuerza del temporal.LMNeuquén