Luego de una semana, dieron de alta a un niño de 4 años que estaba internado en Neuquén con un cuadro de hepatitis aguda. El cuadro del menor evolucionó de manera rápida y favorable, por lo que este viernes 6 de mayo volvió a su casa, aunque continúan los controles ambulatorios.

El menor estaba internado desde el 29 de abril en la Clínica San Lucas, y aún se intenta determinar las causas de su enfermedad, pero la buena noticia es que evolucionó favorablemente y recibió el alta. Caso contrario al del nene de 8 años oriundo de Santa Fe, que este viernes fue anotado en la lista del Incucai para recibir un trasplante.

La OMS está en alerta por el aumento de casos (Imagen ilustrativa). Foto: Instagram

Andrés Gallardo, director de la clínica, detalló a LU5 como fue la evolución del menor: “Se hizo el diagnóstico de hepatitis aguda y se pidió un laboratorio de urgencia para ver cómo estaba el hígado”. Y como había riesgo de infección hepática, se optó por internarlo; afortunadamente, al día siguiente el cuadro mejoró.

Se siguió monitoreando su estado de salud y este viernes, recibió el alta con marcadores casi normales. Gallardo aclaró que el niño tenía el esquema de vacunación completo, detalla LMNeuquén.