Una insólita medida por parte de la empresa Autobuses Neuquén generó el malestar de los choferes y la Unión Tranviarios Automotor (UTA), luego de que un conductor de la línea 502 recibiera una suspensión de 12 días, por desviarse unas cuadras del recorrido normal para acercar a estudiantes de la Escuela Nuestra Señora de la Guardia.

Este desvío se debió a que hace más de un mes hay obras en la calle Crouzellies, lo que hizo que la línea 502 tuviera que cambiar el recorrido y ahora la nueva parada dejaba a 10 cuadras a los alumnos de la institución escolar.

Claudio Coronel, secretario adjunto de la UTA local, se refirió a este caso. "En estos días los chicos fueron víctimas de robos y a las chicas las interceptaron vehículos. El chofer buscó una alternativa para dejarlos más cerca y asegurar que lleguen bien a clases y la empresa lo suspendió 12 días por desobedecer su directiva", comentó con bronca.

"No queremos que suspendan a nuestra gente, estamos cansados de perder parte del salario por brindar mayor seguridad a los pasajeros. Vamos a pedir que se levante la medida al compañero", concluyó y no descartó tomar medidas de fuerza si no se levanta la sanción, según le dijo a LM Neuquén.