El legislador por el Frente de Izquierda se mostró crítico con los legisladores que renunciaron.


La jornada del miércoles fue un tanto agitada para la Legislatura, luego de que se aprueben la renuncia de los diputados Sergio Galia y Claudio Domínguez. El que se mostró molesto con lo ocurrido, fue el legislador por el Frente de Izquierda, Raúl Godoy.

“La sesión fue como un acto de desprolijidad y despropósito. Tenemos una posición de que el Consejo de la Magistratura es un ente que habría que disolver porque es un ente de control político, con sueldos millonarios, jubilaciones de privilegio y para que los funcionarios se perpetúen en el poder”, afirmó.

“Lo de ayer además fue escandaloso porque hay resoluciones expresas de que ningún diputado puede integrar el Consejo Magistratura y lo que hicieron ayer fue una maniobra burda de hacerlos renunciar para que asuman”, agregó.

Para finalizar, Godoy profundizó su crítica. “Galia deja a su hijo en la Legislatura, después de haber estado él 8 años, y se va por otros 4 años más a la Magistratura. Unos 25 años en la función pública porque es funcional y servil al poder público. Lo de ayer fue un premio a la obsecuencia”, concluyó en diálogo con LM Neuquén.






Comentarios