La jornada del miércoles fue un tanto agitada para la Legislatura, luego de que se aprueben la renuncia de los diputados Sergio Galia y Claudio Domínguez. El que se mostró molesto con lo ocurrido, fue el legislador por el Frente de Izquierda, Raúl Godoy.

"La sesión fue como un acto de desprolijidad y despropósito. Tenemos una posición de que el Consejo de la Magistratura es un ente que habría que disolver porque es un ente de control político, con sueldos millonarios, jubilaciones de privilegio y para que los funcionarios se perpetúen en el poder”, afirmó.

“Lo de ayer además fue escandaloso porque hay resoluciones expresas de que ningún diputado puede integrar el Consejo Magistratura y lo que hicieron ayer fue una maniobra burda de hacerlos renunciar para que asuman”, agregó.

Para finalizar, Godoy profundizó su crítica. "Galia deja a su hijo en la Legislatura, después de haber estado él 8 años, y se va por otros 4 años más a la Magistratura. Unos 25 años en la función pública porque es funcional y servil al poder público. Lo de ayer fue un premio a la obsecuencia", concluyó en diálogo con LM Neuquén.