"Toda la sociedad se tiene que adaptar para cubrir todos los frentes", indicó el ministro jefe de Gabinete, Sebastián González.


En medio de la grave situación que se vive por la ocupación del 99% de las camas de unidades de terapia intensiva a raíz de la pandemia de COVID-19 que azota a la provincia de Neuquén, el Estado descartó volver a Fase 1, llamó a la ciudadanía a extremar las medidas y cuidar a los grupos de riesgo.

El ministro jefe de Gabinete, Sebastián González, aclaró que la provincia no va a volver a Fase 1. No obstante, señaló que es necesario evitar las salidas para generar un equilibrio entre el cuidado de la salud, el estado anímico y el pasar económico de los neuquinos.

Test COVID-19. FERNANDO ZHIMINAICELA/UCC-UCM

“Es necesario resguardarse dentro del hogar y salir sólo en los casos más necesarios”, indicó a LU5 el funcionario provincial, quien hizo énfasis en la importancia de cumplir con las medidas sanitarias en torno a la pandemia de COVID-19.

En este sentido, explicó que la transmisión comunitaria es muy intensa en estos días, por lo que es necesario resguardarse por al menos 10 días. “De cada 100 personas, hay tres que sabemos que tienen coronavirus porque se han hecho el test o son casos sospechosos por su contacto estrecho”, detalló y puntualizó: “Sin embargo, hay otras siete que probablemente lo tengan y nosotros no lo sabemos”. 

Ministro jefe de Gabinete, Sebastián González.

El ministro afirmó que la mayoría de las actividades económicas están abiertas y funcionando, incluso en un contexto de alta circulación del virus. “Toda la sociedad se tiene que adaptar para cubrir todos los frentes”, dijo.

González manifestó que al riesgo de contagio se suman “el riesgo de las personas que tienen dificultades laborales para llevar un plato de comida a su mesa, el riesgo de empresarios y comerciantes que vieron sus ingresos reducidos a 15% o 20% y el riesgo de mucha gente que sufre dificultades anímicas, mentales, depresiones”.


En esta nota:

Politica Neuquén


Comentarios