En el correo y bancos se observaron largas filas para ingresar. Además, colapsó el tránsito en el puente carretero con Cipolletti.


A pesar de la medida lanzada por el gobierno nacional por la pandemia de coronavirus, en la ciudad de Neuquén se vio bastante movimiento de gente en distintos puntos de la capital provincial.

En el Correo Argentino, de Rivadavia y Santa Fe, que trabaja en horario reducido de 8 a 13, hubo largas filas de personas que fueron a cobrar la Asignación Universal por Hijo (AUH). En el monumento al general San Martín, inspectoras de tránsito y policía reprendían a los transeúntes, debido a la restricción para circular.

Correo Argentino en Neuquén

Las veredas de los cajeros de los bancos presentaron un panorama similar, debido a que como se restringe la cantidad de personas que pueden estar adentro del lugar, se forman largas hileras de personas: algunas se tapan la boca con un pañuelo de cuello, otras optan por barbijos y en su mayoría, buscan distancia.

Además, durante todo el viernes en los puentes carreteros que unen Neuquén y Cipolletti se vieron largas colas de autos. Del lado de Río Negro, la Policía Caminera le pide el DNI a cada conductor para chequear que tenga domicilio en esa ciudad para dejarlo continuar. Esta medida se extenderá hasta el martes durante las 24 horas. Pasado el mediodía, para esquivar el control, un conductor a bordo de un Renault Clio se metió en contramano por la Ruta 22 causando indignación del resto de los automovilistas y se dio a la fuga.




Comentarios