Decenas de personas soportaron las bajas temperaturas y la llovizna matutina para obtener el beneficio que otorga el gobierno provincial. 


Decenas de personas formaron una fila durante cuatro horas frente a la comisión vecinal de Cuenca XV a la espera del camión garrafero con el único propósito de canjear su vale mensual por la garrafa que entrega el gobierno provincial.

Camión garrafero (web).

A veces hay que elegir: o comprás una garrafa o comprás comida“, aseguró a Imneuquén Aide, una vecina de la zona, que al igual que muchas personas que soportó las bajas temperaturas y la llovizna matutina para ahorrar en la compra de una garrafa. 

La alternativa permite ahorrar casi $400 pesos que cuesta una garrafa en los barrios del oeste y cuya cantidad permite abrigar los hogares por casi una semana. “A veces la hacemos durar más, pero generalmente dura cuatro días”, explica Aide. 

“El problema es cuando te la dan a medio llenar o te la llenan con agua”, agregó otra vecina, Tamara, quién debió conseguir un carrito que le permita trasladar el envase metálico. “El jueves pasado no pasó el camión, y hoy tuve que elegir entre el riesgo de dejar solos a mis hijos en casa o el riesgo de dejarlos pasar el frío sin gas“, señaló Tamara. 

Algunos vecinos, siendo conscientes de que mucha gente no puede esperar tanto, cobran $150 pesos por día para hacer la fila. Otros, en cambio se turnan con familiares para disminuir la espera. 

El camión solo pasa los jueves por Cuenca XV y la única opción de canjear el vale el resto de la semana es trasladarse hacia la planta que esta en Ruta 22. Sin embargo, no todos disponen de movilidad para llegar hasta ahí y según explicaron los vecinos el flete es demasiado costoso. 






Comentarios