Uno de los patrimonios y valores turísticos más importantes de Mina Clavero es su reloj floral, que esta ubicado en el ingreso a la ciudad vuelve a funcionar. La obra de reparación se logró gracias al trabajo donado por la empresa Gnomon y la gestión de la Municipalidad, para que ésta sea sin costo extra para el municipio.

Los Relojes Florales, son piezas ornamentales que se transforman en hitos e iconos turísticos de los lugares donde se emplazan, normalmente son piezas de gran tamaño y belleza. El de Mina Clavero fue, hasta el 2017 el reloj floral más grande del país, destronado por uno colocado en la ciudad de Malargüe (Mendoza) Desde el municipio piden a los vecinos compromiso en el cuidado del mismo.

Cabe destacar que el funcionamiento del rejoj se vio dificultado por el ingreso de personas dentro del mismo, el predio cuenta con un vallado para no ingresar y de todas formas saltan y cruzan el lugar para sentarse o sacar fotos en el interior, afectando asi el mecanismo siendo muy costoso despues su reparación.