Se llama Elías Oviedo, tiene 36 años y tras ganar las elecciones del 12 de mayo sigue cosechando papas como todos los días. "Mi única herramienta es la humildad y el laburo", dijo.


Fue protagonista de uno de los mayores “batacazos” durante las elecciones del 12 de mayo en Córdoba puesto que nadie esperaba su triunfo,

Se llama Elías Oviedo, le dicen “El Pelado”, trabaja en el campo cosechando papas y fue electo intendente de la comuna de San Vicente, en la zona de Traslasierra de Córdoba.

Elías Oviedo, electo jefe comunal de San Vicente, en Traslasierra y que sigue cosechando papas hasta su asunción.

Representando a Unidad Ciudadana, este obrero rural decidió meterse en la política para tratar de darle “mejores cosas al pueblo”, según sus propias palabras escuchadas este viernes en el programa El Show de la Mañana, de El Doce TV.

Elías Oviedo, electo jefe comunal de San Vicente, en Traslasierra y que sigue cosechando papas hasta su asunción.

El 12 de mayo pasado se impuso al candidado de Hacemos por Córdoba, el partido de gobierno provincial, contra todo pronóstico. “Mi familia no quería mucho que me metiera en política, me decía que al frente estaba ‘el poder’ que no era conveniente”, dijo a ese programa.

Elías Oviedo, electo jefe comunal de San Vicente, en Traslasierra y que sigue cosechando papas hasta su asunción.

“Mi única herramienta es el laburo y la humildad para gobernar. A mi pueblo le hacen faltas más cosas en salud y educación”, agregó Elías.

Elías Oviedo, electo jefe comunal de San Vicente, en Traslasierra y que sigue cosechando papas hasta su asunción.

“Tenemos un CBU que tiene 12 alumnos de los cuales sólo 1 o 2 pueden seguir sus estudios porque los padres no pueden pagarles para que sigan”, agregó.

Elías Oviedo, electo jefe comunal de San Vicente, en Traslasierra y que sigue cosechando papas hasta su asunción.

Elías Oviedo, electo jefe comunal de San Vicente, en Traslasierra y que sigue cosechando papas hasta su asunción.

Y confirmó que seguirá trabajando cosechando papas hasta que asuma. “Después ya no voy a tener tiempo, en el campo se trabaja desde las 6 de la mañana hasta las 11 de la noche, no se puede hacer las dos cosas”, dijo.

Escuchá la nota completa.




Comentarios