Que el fútbol no es solo cosa de hombres, eso quedó demostrado hace tiempo. Aunque pocas veces se ve a las mujeres ocupando lugares que no sean simplemente el de jugadora, sino también de directora técnica, preparadora física, dirigente o árbitra, entre otros. Pero Adriana Astudillo logró abrirle camino a muchas otras apasionadas de este deporte para poder alcanzar sus sueños y metas.

//Mirá también: Monse: la marca mendocina que busca desatar el poder femenino y salir de lo cotidiano

La joven mendocina de 26 años es oriunda de Vista Flores, profesora de Educación Física y se considera fanática del fútbol y del rugby. La deportista, logró este año el puesto de directora técnica del equipo masculino de la reserva del club social y deportivo La Celia y es la preparadora física del equipo de primera.

Su amor por este deporte nació cuando era apenas una niña, gracias a su papa que era “muy fanático y veía todos los partidos que podía”, comentó Adriana a Vía Mendoza. Y en los recuerdos de su infancia siempre está con la pelota, jugando con sus primos, amigos, vecinos o compañeros de la escuela.

Adriana Astudillo, la joven mendocina que llegó a dirigir un equipo de fútbol.

“Ya de grande jugábamos entre amigas en una canchita de fútbol cinco. Y de ahí surgió la idea de formar el plantel de fútbol femenino del Club Deportivo La Consulta”, contó acerca del momento en el que decidió dedicarse a este deporte.

Dirige y prepara físicamente a equipos masculinos

Luego de que se recibió de profesora, Adriana Astudillo empezó a perfeccionarse en lo que más le gustaba, por lo que hizo diferentes cursos de preparación física y buscó centrarse en el fútbol.

Siempre dije que me quería dedicar a ser directora técnica de algún equipo, ya sea masculino o femenino, de primera o de cualquier otra categoría”, reveló. Y fue en julio de este año que el presidente del club social y deportivo La Celia la contactó para formar parte del plantel masculino de primera.

Adriana Astudillo, la joven mendocina que llegó a dirigir un equipo de fútbol.

Sentí que era un gran desafío, pero también consideré que estaba preparada para hacerlo, por lo que acepté”, confesó la deportista.

“Dirigir es un constante desafío. Por ahí me encuentro con situaciones de los jugadores en los que tenes que saber cómo potenciarlos, animarlos y levantarlos, dependiendo de cada partido. Pero trato de dar lo mejor de mi para lograrlo y de aprovechar los recursos con los que contamos”, expresó con alegría.

Respecto a ser mujer y dirigir un equipo, Astudilo resaltó: “En ningún momento sentí que por ser mujer estaba en desventaja o tenía menos posibilidades de crecer. Estoy muy contenta con el grupo de trabajo”.

// Mira también: Un grupo de mendocinas revaloriza residuos para transformarlos en increíbles piezas de moda

Algún día dejará de ser noticia que una mujer logra llegar a puestos que antes eran impensados, y podremos verlo con total naturalidad. Pero mientras, hay que celebrar estas “conquistas”, pese a que aún queda mucho por hacer y cambiar.