Los gremios del sector docente se reunieron esta tarde con el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, entre ellos el Sute quienes le entregaron una nota explicando todos sus reclamos. Una de las quejas fue “el atropello del gobierno de Rodolfo Suárez que otorgará un aumento por decreto, luego de no llegar a un acuerdo en paritarias y darlas por cerrada unilateralmente.

También en la nota le plantearon al funcionario nacional la imposibilidad de iniciar las clases presenciales por las condiciones infraestructurales de las escuelas, le indicaron que “Mendoza está en conflicto y por lo tanto no hay inicio de clases en esta provincia”, tal como resaltó luego la secretaria gremial del sindicato, Mirtha Faget.

El mandatario respondió a ésto desde San Martín donde participó de un acto por la puesta en funcionamiento del Parque Tecnológico de la zona este y anunciar la licitación de 58 terrenos del Pasip.

Según el gobernador, en el proceso paritario “el diálogo con el Sute ha sido extenso y permanente, pero llegó un momento en que teníamos que tomar una decisión, ya que estamos haciendo un gran esfuerzo para pagar este bono en cuotas”, en referencia a la suma de $54.000, no remunerativa ni bonificable, que el Ejecutivo acordó con otros gremios e incluirá en el decreto para el personal docente y no docente, según publicó Sitio Andino.

“La determinación de agregar ese monto en negro -como denuncia Sute- al aumento por decreto del 20% en tres tramos respondió al muy fuerte petitorio de las bases a través de plataformas virtuales, reclamos de docentes autoconvocados, celadores y de algunos representantes de gremios para que la mayoría de quienes trabajan en los colegios no se queden afuera”, expresó el gobernador.

“Los escuchamos, ya que tienen una visión distinta a los dirigentes del Sute en esta circunstancia”, sentenció Suárez, sumando más tensión a la relación con el sindicato, que en una carta abierta entregada a Trotta denunciaron al Ejecutivo de violar el ámbito paritario al recibir a entidades sin representación legal de los y las trabajadoras.

Reunión con Trotta

También el gobernador mendocino dio detalles del encuentro que mantuvo con el ministro de Educación. “Le manifesté que el 1º de marzo van a comenzar las clases en toda la provincia y que estamos trabajando en los protocolos sobre la base de que no toda la Argentina tiene la misma realidad, así como tampoco cada departamento, por lo que las jurisdicciones deben tener las facultades para ver cómo comienza el ciclo lectivo”, contó.

Suárez dijo que le pidió mayor financiamiento nacional para la intervención edilicia de las escuelas que fueron vandalizadas durante la cuarentena y para poner en condiciones aquellas que no están preparadas para el regreso a las aulas.

“El debate fundamental es que no podemos tener otro año sin educación, aunque no será la misma que antes de la pandemia, sino con otras modalidades, pero con la mayor presencialidad posible, que es fundamental para los chicos, en especial para el sector primario”, puntualizó.

Respecto a la vacunación, destacó que se mantiene la prioridad para el personal docente y no docente que trabaja en los establecimientos educativos, y que ya inició gestiones con los diferentes laboratorios “para intentar comprar vacunas desde la provincia cuando sea posible”. Fuente Sitio Andino