Este fin de semana largo los jóvenes volvieron a copar el dique Potrerillos. Una vez más se repitió una escena de días atrás con música, alcohol y falta de distanciamiento social entre otros inconvenientes frente a una pandemia que aún no ha terminado.

El espejo de agua de Luján de Cuyo es uno de los lugares más visitados por grupos de amigos y familias mendocinas los fines de semana y este no fue la excepción, ya que el buen clima acompañó. Sin embargo, volvió a repetirse una postal previa a la pandemia: cientos de jóvenes compartiendo un mismo espacio, como si nada ocurriera.

Los jóvenes coparon el dique Potrerillos.Gentileza

Esta situación llamó la atención de grupos más pequeños que buscaban pasar un día tranquilo y diferente en la montaña. Música, gritos, bailes y chicos lanzándose al agua, sin la protección debida como los chalecos que utilizan aquellos que hacen deportes acuáticos como andar en kayak y hacen vela.

Además de la falta de distanciamiento, los jóvenes de entre 18 y 25 años que se reunieron en un sector del dique no respetaron medidas básicas como no compartir vasos y no tomar de la misma botella.

Según indicaron desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia no hay datos de cómo se dio esta fiesta ni de quiénes participaron.

Los jóvenes montaron una fiesta en el Dique. Gentileza

Otro de los problemas son los residuos que dejan en el lugar como botellas de bebidas alcohólicas y de gaseosas, plásticos y envoltorios, entre otros. Esto mismo sucedió la semana pasada y generó un importante repudio en las redes de aquellos que quieren seguir disfrutando de este espacio a minutos del Gran Mendoza.