No es noticia la situación que se viviendo en la Laguna del Viborón. El ecosistema del lugar se está deteriorando, se está secando el agua del humedal y los animales que eligieron lo como su hábitat se están muriendo.

// Mira también: Tareas de mantenimiento del arbolado en los paseos de la Ciudad

Luego de varias denuncias, la laguna fue traída al ojo público una vez más, trayendo la tan necesitada conciencia ambiental que requería para sobrevivir. Primero se conoció que murieron una cantidad exorbitante de peces. Tan solo unas semanas después salió a la luz que fallecieron aves en la zona, consecuencia directa de la mortandad masiva de peces.

Los animales en Laguna El Viborón se están muriendo. /Gentileza de Fundación Cullunche

El problema que afecta al humedal

Para investigar lo que estaba sucediendo, Irrigación del Gobierno Provincial, se acercó al lugar para estudiar si habían niveles del agroquímicos causando las muertes. De acorde a lo examinado, el problema no serían substancias tóxicas como se pensó en primer lugar.

“Las muestras para detectar la presencia de agroquímicos fueron enviadas al INTA y el informe de análisis de residuos de pesticidas arrojó que no se ha detectado ninguno, de un listado de más de 18. Es decir que la problemática de la Laguna no reside en este aspecto”, explicó Aníbal Manzur en su momento, quien es Director de la Dirección de Gestión Ambiental del Recurso Hídrico de Irrigación.

Personal de la Dirección de Gestión Ambiental del Recurso Hídrico se acercó al lugar para tomar muestras para ser analizadas.

Posteriormente se conoció que cerca a la zona se había colocado un retén artificial, lo que impide la llegada del agua a la laguna, provocando que el humedal se seque. Además, poca agua en el humedal significa menos espacio habitable para los animales de la zona.

Si bien no hay agroquímicos en el agua, se cree que hay mucha presencia de metales pesados, que puede ser otra causante de la muerte de la fauna del lugar. Por ese motivo, desde Irrigación declararon que seguirán analizando la laguna.

La importancia de salvar la laguna

La Laguna del Viborón es un humedal, un ecosistema de gran importancia para nuestra comunidad y nuestro planeta. Son los pulmones que oxigenan y purifican la tierra, permitiendo que podamos respirar aire puro.

También es el hogar de numerosa flora y fauna, beneficiosa para nuestro ecosistema local. Es de suma importancia que se pueda preservar sus vidas.

// Mira también: Sigue la restauración de la Capilla del Rosario en Lavalle

Pero la laguna no es valiosa solamente por su ecosistema natural, sino también por el valor sociocultural para nuestra sociedad. Quien nos pudo traer más detalles sobre esto fue Maria Cristina, quien es una de las encargadas del Club de Pesa Deportiva Cristobal Colón, club que se desarrolla en el territorio del humedal desde 1956.

Desde el Club se realizan distintas actividades en el terreno de la Laguna.

En dialogo con Vía Mendoza, María pudo hablar sobre el amor que tienen desde el club hacía el lugar. El club creció junto con la laguna, y quienes forman parte de la organización lo cuidan de corazón. Ellos, además de la Fundación Cullunche, han sido quienes han advocado en pos de salvar la laguna.

El club fue fundado por padres e hijos hace 70 años atrás. Uno de los principales objetivos de su creación fue preservar el humedal que forma parte del sistema de humedales Lagunas de Guanacache. La tarea de cuidado ha pasado de generación en generación y actualmente ese sentimiento a la laguna persiste.

Somos nacidos y criados acá. Más allá de la importancia natural o el beneficio que la laguna provoca a los seres humanos, también está la importancia sociocultural que tenemos nosotros”, contó María.

Un lugar para toda la familia

María Cristina nos contó que en la laguna se pueden realizar diferentes actividades: “Es un lugar muy familiar y recreativo”.

En el terreno del humedal, con el club se puede realizar pesca deportiva, cabalgatas y hasta días tranquilos de picnic.

Desde el Club se realizan distintas actividades en el terreno de la Laguna.

También se puede ir a observar la flora y fauna del lugar, que es mucha. En el humedal se han observado 140 diferentes especies de aves. Algunas viven permanentemente en el lugar y otras pasan por allí transitoriamente. Dos aves que usan la laguna como paráte inmigratorio serían el pato canadiense y el flamenco austral.

Es más, Maria Cristina afirma que la Laguna del Viborón “es una de las partes más partes importantes para las aves inmigratorias que pasan por el conurbano mendocino”.

Declarado Reserva Natural

No es la primera vez que desde el club salen a defender la laguna. Maria Cristina nos comentó que en 2007, un vecino de la zona intentó secar el humedal. “Fue una lucha importante”, recordó Maria.

Esa pelea logró que la zona de la Laguna del Viborón fuera declarado Reserva Natural Departamental por el Concejo Deliberante de Maipú en 2008, mediante una ordenanza municipal.

Además, asegura que el club ha ganado en varias oportunidades el Programa PAR del Municipio, lo que permitió que los vecinos de la zona obtengan agua potable del lugar.

Desde la laguna también se ayuda a los productores locales, participando de múltiples programas como Verduras para todos.

Este humedal es de suma importancia para nuestro ecosistema.

Por estos motivos, desde el Club de Pesca Deportiva Cristobal Colón destacan la gran importancia de la Laguna del Viborón para el ecosistema mendocino y resaltan la necesidad de cuidar y preservar el humedal.