La agrupación coral de la Municipalidad de Godoy Cruz, Cantapueblo, dirigida por Nancy Ciccioli lanzará su última producción discográfica, en homenaje a María Elena Walsh, que se podrá escuchar en formato virtual.

//Mirá también: Los niños podrán disfrutar de sus vacaciones de invierno en el Le Parc

“El Coro Cantapueblo Canta María Elena Walsh” es el nombre del material que será presentado por distintas plataformas y contó con la producción de la municipalidad, a través de la Dirección de Cultura e Industrias Creativas.

La emblemática cantautora argentina será recordada en la nueva placa del Cantapueblo, que se dará a conocer al público a través de Spotify y otros canales de difusión digital.

El disco fue grabado en el estudio móvil “La Salita Records”, que se instaló en el Auditorio de la Biblioteca + Mediateca de Godoy Cruz. Los técnicos de grabación y mezcla fueron Paulo Giorgi y Claudio Benedetti; y al equipo se sumó José Segovia.

Los arreglos corales fueron elaborados por la propia directora junto a Verónica Vera y los arreglos instrumentales corresponden a Quique Oesch, Dante Ochoa y Adriano di Paoli.

En la placa también participó Big Music (Emanuel Pérez) que compuso especialmente un tema dedicado a la homenajeada, con una gran dosis de Hip –hop y una letra sumamente contagiosa.

Nancy Ciccioli contó que “el repertorio se fue seleccionando intentando hilar diferentes momentos de la vida de María Elena y se dividió en cuadros o bloques temáticos”.

Uno de ellos está enfocado en el repertorio infantil, “desde donde ella pudo escribir y mostrar una determinada situación social. Elegimos “El Reino del revés”, “El jardinero” y “El twist del mono liso” afirmó.

//Mirá también: Las Heras lleva espectáculos y diversión a los barrios para estas vacaciones

Seguidamente vino “En el país de no me acuerdo”, donde se plasma una época de mayor tensión en nuestro país, cuya línea temática sigue con “Los ejecutivos” y “Lengua filosa”.

Ya en el último bloque, se percibe un costado más reflexivo a la hora de abordar a M.E.Walsh y se toma la pieza “La paciencia pobrecita”, que rememora a aquellas mujeres que fueron tejiendo la historia de América Latina.

En este sentido, “no podían faltar dos grandes obras que son sumamente conocidas a nivel mundial y de letras muy comprometidas, como “Serenata para la tierra de uno” y “La cigarra”, cerró la prestigiosa directora.