Las historias de enamoramiento del bondi son muy comunes, nos pasan a todos. Alguien lindo o muy amable que conoces en unos instantes y no lo volves a ver.

Generalmente la gran historia de amor se termina cuando alguno de los dos se baja del colectivo. A veces coincidís de nuevo y eso es genial, pero puede pasar que solo sea vean un día.

Una joven mendocina publicó este jueves la búsqueda de un chico con detalladas características. Pues en redes sociales esto funciona bastante bien aunque si está en pareja puede complicarse la situación.

Marti quedó flechada por un chico en un micro que hace el recorrido por el departamento de Godoy Cruz. Cuando vio que se bajó del transporte público decidió hacer conocido su deseo de conocerlo.

“Si ibas en el 464, sos alto, tenes ojos verdes, medio castaño, con cubata, tenías un camperon medio verde militar, me sonreíste y te bajaste en Derqui y Hungría, a las 13:15 más o menos, te estoy buscando”, dice el Tweet de la joven.

El posteo de la mendocina. Foto: Captura Twitter

A continuación, con el pasar de las horas la publicación se volvió viral en la red del pajarito. Hasta el momento tiene más de 670 “me gustas” y varios compartidos.

Según las publicaciones posteriores y los citados del Tweet no ha tenido suerte en encontrar al príncipe azul de la línea 400 que vive en esa localidad.

Los comentarios de la búsqueda por Twitter

Varios llegaron a la publicación por el algoritmo o por seguir a la estudiante mendocina. Muchos se rieron de la cantidad de datos que aportaba la joven.

Los comentarios de los chicos. Foto: Captura Twitter

El comentario más repetido es “Te falto poner el DNI”, incluso otro pasajero que estuvo en ese mismo micro reconoció que había estado a esa hora y en ese lugar pero no era él.

La banda de las chicas llegó a la publicación para apoyar a Marti. Todas le decían “Vos podes” y una le respondió “Sin miedo al éxito”.

El apoyo de las chicas. Foto: Captura Twitter

El joven desconocido, con características específicas, aún no aparece. Esto no desanimó a la chica ya que tiene la esperanza de que Twitter haga su magia.