La intendenta Flor Destéfanis le pido al gobernador Rodolfo Suarez que visite el departamento de San Rosa. La invitación se dio en el marco de la apertura de Sesiones Ordinarias del Honorable Concejo Deliberante.

“Con mucho respeto quiero pedirle al Gobernador de la provincia que visite Santa Rosa que lo estamos esperando desde el momento que asumimos, que venga a ver cómo vivimos, que necesitamos, que venga para ver como proyectamos Santa Rosa”, resaltó la intendenta en su discurso.

“Quiero compartir visiones”

Luego remarcó que “aquí no se trata de que las obras sean nacionales, nos importa que los servicios sean para nuestros vecinos y vecinas. Venimos a hacernos cargo y aportar nuestro granito de arena. Le pido al gobernador Suárez que venga porque quiero que compartamos visiones para saber que puede aportar él y que podemos aportar nosotros”.

Al finalizar, la jefa comunal dijo: “Todas y cada una de las decisiones que tomamos tienen un único objetivo: mejorar la calidad de vida de cada vecino y vecina de Santa Rosa. Cada gestión realizada en la nación, cada proyecto presentado va detrás de un plan de trabajo definido. El mismo que nos empujó a llegar hasta acá y por el que los santarrosinos decidieron elegirnos”.

Detalle anual de gestión

Luego, en el detalle anual de gestión subrayó: “Desde diciembre de 2019, momento en el que los vecinos y vecinas de Santa Rosa decidieron confiar en nosotros, en un equipo de trabajo con un proyecto claro, es eso lo que hemos hecho. Definir ejes de trabajo con objetivos definidos y todos apuntan a lo mismo, mejorar la calidad de vida de todos y todas. Intentar resolver demandas históricas en un departamento que ha sido castigado una y otra vez por malas administraciones, por intereses personales o sectoriales. Vinimos a cambiar eso y poco a poco lo estamos logrando.”, expresó minutos antes de dar a conocer un detallado informe de las actividades y tareas de gobierno llevadas a cabo.

El balance del año 2019 se cerró con un resultado negativo de $ 25.000.000 y nosotros cerramos el año 2020 con un balance en positivo de $ 8.000.000 habiendo amortizado $ 20.000.000 de deuda, en un año de cuarentena donde recibimos un 40 % menos de coparticipación.