Este miércoles por la mañana, cerca de las 5 h, se registró un sismo de magnitud 5.3 en la escala de Richter con epicentro en la zona de Potrerillos, pero afortunadamente no se deben lamentar heridos ni daños materiales.

Un fuerte sismo de 5,3° sacudió parte de la provincia de Mendoza.

Según lo reportado por el Instituto de Prevención Sísmica (Inpres), el temblor que ocurrió a las 4:54 h tuvo una profundidad de 14 kilómetros.

Además, informaron que el epicentro del mismo estuvo ubicado a 27 kilómetros al sudeste de San Martín, y a unos 69 kilómetros al sudeste de Mendoza.

Luego de 10 minutos, a las 5:04 de la madrugada, hubo una réplica de 2,7 en esta escala de Richter que se contabilizó con 10 kilómetros de profundidad.

No se reportaron daños materiales, pero sí hubo varios mensajes en redes sociales alertando de lo que estaba sucediendo. Entre ellos, muchos usuarios de las distintas redes comentaron que el sismo los despertó.

Según los expertos del Inpres, las razones por la que el sismo se percibió de forma leve pueden deberse a su relativa profundidad debajo de la tierra, lo que pudo haber ocasionado que la fuerza del fenómeno estuviera atenuada.

Este sismo también se sintió en las provincias de San Juan, Salta y Jujuy, según informaron desde el citado organismo.

Antecedentes sísmicos

El pasado 18 de julio también se registró un sismo con epicentro en la zona de Potrerillos. En esa oportunidad, el mismo sacudió parte de Mendoza y se registró que tuvo una magnitud de 4.0 en la escala de Richter.

Pero se produjo al mediodía, a las 13:29 h y se ubicó a 30 kilómetros al oeste de la capital de la provincia y a 166 kilómetros de San Juan.

Su profundidad en esa oportunidad fue de 10 kilómetros y al ser considerado de baja magnitud, el movimiento telúrico más que nada fue percibido en edificios altos de la región, también sin víctimas.

Asimismo, otro antecedente a destacar fue el ocurrido el 23 de junio pasado, con otro sismo con epicentro en Luján de Cuyo, a 15 kilómetros de Potrerillos.