Esperanza Careri fue la primera mendocina en ingresar a La Voz Argentina, y ya se proyecta como una de las participantes preferidas del programa de talentos musicales. Tiene 20 años, es oriunda de San Martín, estudia Canto Popular en la Universidad Nacional de Cuyo y logró vencer los miedos que le dejó el bullying para ir detrás de sus sueños.

//Mirá también: La Voz Argentina: la mendocina Esperanza Careri se sumó al equipo de Mau y Ricky

La mendocina logró pasar las audiciones a ciegas y que todos los coaches dieran vueltas sus sillas al escucharla cantar, por lo que su ingreso al programa de Telefe fue a lo grande y por su talento, le augura un buen futuro en el programa.

Vi a La Voz Argentina como una oportunidad para crecer musicalmente. Siempre quise que mi música le llegue a todo el mundo, y este es un inicio. Además, crecí viendo programas de este estilo y ahora empezó un sueño para mí”, contó Esperanza a Vía Mendoza.

En una dura pelea por su voz, finalmente Esperanza decidió irse con el dúo Mau y Ricky, quienes la convencieron con sus palabras. Si bien ella ya tenía previsto elegirlos desde un primer momento, al ver que todos giraron a verla dudó con quien de los cuatro grupos ir.

“Antes de saber que se iban a dar vuelta tenía pensado ir con Mau y Ricky porque los veo como artistas internacionales con mucha onda. Se rodean de artistas copados como J Balbin, Rosalía, Bad Banny y me encanta”, indicó Esperanza.

Además porque son de Venezuela. Tengo mi lado venezolano y dije ‘quiero conectar con eso’. Pero estando arriba del escenario fue realmente muy difícil porque los cinco coaches me dijeron cosas hermosas que me hicieron dudar de mi decisión y estuve a punto de irme con Lali”, dijo y sorprendió con su revelación.

Sin embargo, resaltó que su decisión también fue porque Mau y Ricky fueron los primeros en darse vuelta y los artistas le hicieron sentir que con ellos “iba a poder avanzar”.

Esperanza eligió el team Mau y RickyGentileza

Pero la audición de la estudiante de la UNCuyo no solo sorprendió al jurado, sino también a las millones de personas que vieron su audición con el tema “Feeling good”. Incluso, a dos semanas de su presentación, logró posicionarse entre lo mejor de junio de Argentina en La Voz Global.

“Quiero agradecerles a todxs por los mensajes hermosos que me han mandado al punto de no llegar a terminar de responderlos, y no puedo creer que me siguen llegando cada minuto todos los días. No me esperaba tanto amor, gracias”, escribió en Instagram la joven para agradecer el cariño del público y de los usuarios.

//Mirá también: Esperanza Careri está dentro de lo mejor de La Voz a nivel mundial

La música en la vida de Esperanza Careri

Esperanza canta desde que era tan solo una niña, la música es parte de su vida desde siempre. Su madre fue su primera maestra de canto y gracias a la insistencia de su ella, millones de personas la escucharon cantar y quedaron maravillados con su voz.

“Cantar es lo que más amo hacer en el mundo. No me veo haciendo otra cosa que no sea cantando”, comentó sobre su amor por la música.

Y se refirió al papel principal que tuvo su madre desde siempre en su carrera artística y también en su participación en el programa que conduce Marley.

Mi mamá es todo. Es la persona que más me apoya en mi carrera musical. Creo que no sería la mitad de lo que sin ella. Incluso fue quien me empujó para que estudie música porque yo no quería por el concepto que tiene la sociedad de las carreras artísticas. Y me dijo ‘no pienses eso porque sos talentosa y vas a determinar cómo te va a ir con tu carrera’”, reconoció Careri.

“Ella me enseñó a cantar. Es profe de música y siempre cantó. Desde chiquita me cantaba la escala de Do Mayor mientras íbamos en la bici y así empecé a finar. También me llevaba a óperas, teatros.

Además, fue quien la convenció para que se presente en el casting de La Voz. Esperanza había participado en uno que hicieron en 2018, pero no quedó, y eso provocó no querer volver a presentarse en el que hicieron desde el canal en 2019.

“No quería ir porque pensé que no iba a quedar tampoco y mi mamá me obligó. Se anotó conmigo y también audicionó para que yo no tuviera miedo ni vergüenza”, dijo con orgullo la mendocina.

Superó el bullying para estar en La Voz Argentina

Pero la frustración de no haber quedado en el primer casting no fue lo único que hizo dudar a Esperanza Careri de participar en La Voz Argentina, sino también la vergüenza que sentía de su cuerpo y de exponerse en televisión a la burla que siempre recibió de sus compañeros de la escuela.

Tenía miedo de cómo iba a reaccionar la gente al verme porque soy gorda y ese fue un motivo de burla toda mi vida. Crecí rodeada de bullying. Justamente por eso me dio miedo que la gente me vea en televisión y me juzgue por eso, y no por lo que realmente vale de mí que es mi voz”, dijo la joven con total sinceridad.

Esperanza CareriGentileza.

A tiempo pudo darse cuenta que eso no era levante, pero sí poder compartir con la gente su talento y que la valoren como una estrella. “Después me di cuenta que lo que importa es mi voz. La gente que me juzga no me conoce y eso no me tiene que importar. Yo sé cuánto valgo”, reflexionó.

Y se animó a dejarles un mensaje a los jóvenes que pasan o pasaron por lo mismo que ella: “Hay que aprender a quererse porque una vez que uno se quiere, el comentario del otro no te va a afectar. Pero también hay que respetar el proceso de aprender a quererse. No es de un día para el otro, es muy difícil y mucho más en la sociedad en la que vivimos donde nos enseñaron a odiarnos, sobre todo por nuestro aspecto físico”.