Desde este martes la Provincia ya puede recibir a turistas de otras provincias argentinas, así lo anunció desde el gobierno Mariana Juri. Esta habilitación coincide con el último fin de semana largo que habrá este 2020. Será una oportunidad para el comercio, ya que también se recuerda que el martes, 8 de diciembre, es el día en que se arma el tradicional arbolito de Navidad. Este panorama invita a la esperanza de los comerciantes de una reactivación en las ventas, no obstante el sector comercial no ha adoptado una postura definida al respecto, y según parece sólo “trabajarán quienes quieran hacerlo”.

Desde el Centro Empleados de Comercio (CEC), la Federación Económica de Mendoza (FEM) y la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo, y Servicios de la Capital de Mendoza (Cecitys) explicaron unánimemente que “cada empleador puede decidir abrir sus puertas y los empleados/as decidir si asisten o no a sus puestos. Es decir, pueden trabajar siempre y cuando se cumplan con las leyes laborales pertinentes”.

Desde la Cecitys estiman, en principio, que el comercio trabajará el sábado 5 y el lunes 7 de diciembre. No obstante, admitieron que no hay un “asociativismo” en el sector por eso, era común en años anteriores ver al centro salpicado de negocios abiertos y cerrados.

“Es un tema en el que tenemos y nos pondremos a trabajar: en definir para el año que viene, cuáles son los feriados que se atenderá al público, hay que ponernos de acuerdo en ese sentido. En referencia a este último del 2020, creemos que el comercio abrirá el sábado 5, el domingo se descansará, el lunes 7 se volverá a la actividad y se va a respetar el feriado del martes 8 de diciembre”, señaló a Sitio Andino, Adrián Alín, titular de la entidad.

“Abrir o no el negocio es una decisión del empleador/a y cada trabajador/a tiene la potestad de elegir si asistir o no, ambas situaciones están amparadas por ley. Eso sí, quienes trabajen durante el feriado deben cobrar como corresponde”, comenzó a explicar Fernando Ligorria, secretario general del CEC. “Desde las cámaras no hemos recibido ninguna propuestas. No se han comunicado para informar qué harán pero tienen la libertad de decidir”, agregó.

En cuanto a la posible llegada de turistas del país, Ligorria expresó su deseo: “Ojalá, el turismo ayude, aún estamos esperando que se habilite el paso terrestre a Chile que siempre tuvo buena repercusión en las ventas y ahora, con el tipo de cambio a su favor, sería bueno que finalmente puedan ingresar a la provincia”.

La FEM, por su parte, coincidió con la Cecitys en la “desregulación” que existe en el sector. “Se puede trabajar siempre y cuando se cumpla con las leyes laborales. Con respecto al turismo nacional, nuestras expectativas son moderadas porque comenzarán a llegar paulatinamente y no creo que muchos por ahora. Además, quienes vienen seguramente viajarán al Sur o Valle de Uco, estamos expectantes a ver qué sucederá”, indicaron desde ese organismo.

“Hay que tener en cuenta que la economía de las personas en general está muy golpeada y la gente se ha volcado a productos esenciales. Veremos qué sucede, aún hay incertidumbre en la sociedad. Por eso, quien quiera y pueda trabajar en este fin de semana largo que lo haga. Sabemos que el horario y la actividad está desregulada pero la exigencia es igual para quienes decidan abrir sus puertas al público: cumplir con las legislaciones correspondientes”, cerraron. Fuente Sitio Andino